Dieta y para adelgazar muslos


Dieta y para adelgazar muslos

Se dice que es la zona del cuerpo más difícil de reducir, ya que las dietas, en su mayoría, están enfocadas en bajar el abdomen. Conoce cuál es la mejor dieta para adelgazar muslos en el siguiente artículo y dile adiós a la grasa de las piernas.

Si bien es cierto que el ejercicio físico es una de las más eficaces técnica para tener un cuerpo delgado, la alimentación es el segundo de los pilares que nos permiten buenos resultados. En el caso de las mujeres, es frecuente que acumulen grasas en la zona de las caderas, las piernas y los glúteos, la cuál es bastante difícil de eliminar. Hacer deporte general servirá para reducir brazos, abdomen o espalda, dejando en evidencia unas parte inferior con más perímetro del que nos gustaría.

Por lo tanto, además del ejercicio, es preciso llevar una dieta equilibrada y acorde para cumplir con este objetivo. Y no te olvides de beber dos litros de agua por día en invierno y hasta tres durante los meses de verano, sin importar que tengas sed o no. El líquido te servirá para reducir la retención y para disolver las grasas y la celulitis, que afecta principalmente esta zona del cuerpo.

Qué alimentos consumir para reducir muslos y caderas.

Un cambio en tu dieta puede significar mejores resultados, pero atención, no debes dejar de comer porque eso será contraproducente. No existen alimentos con poderes mágicos para afinar las caderas, los muslos o las piernas. Sin embargo, eligiendo los adecuados, podrás reducir el consumo de calorías y tener el cuerpo que siempre has soñado.

Elige alimentos que tengan la capacidad para quemar grasas.
El té verde, el ajo, el pomelo, el jengibre, el chile y la soja aumentan el metabolismo en cierta medida y pueden ayudarte si quieres adelgazar. Pero como se dijo antes, no serán un milagro.

Reduce la ingesta de calorías.

Si hubiera alimentos quitagrasas de un día para el otro, seguro no tardaríamos en probarlos. Sin embargo, no existen. Por lo tanto, se recomienda reducir la cantidad de calorías cada día, comiendo más frutas y vegetales crudos, para que nos aporten saciedad, nutrientes y agua sin demasiadas grasas.

Frutas-para-el-corazon.

Planifica tu dieta.

Una buena dieta, saludable y equilibrada puede ser lo que necesitas para bajar de peso en una zona tan conflictiva como son los muslos y caderas. Por lo tanto, planifica tus ingestas, consume más variedad de alimentos, deja de lado las grasas, las harinas refinadas y los azúcares.

Ejemplo de dieta para adelgazar muslos.
Este plan alimentario completo debe ser ayudado con una rutina de ejercicios de por lo menos dos a tres veces a la semana, enfocados en la zona que queremos adelgazar. Sentadillas, step, bicicleta, saltar a la soga, trotar, correr o caminar son los ejercicios que no deben faltar.

Lunes.
Desayuna un té con limón, un vaso de zumo de naranjas y una rebanada de pan integral con mermelada dietética. A media mañana come una fruta (por ejemplo una pera). En el almuerzo, una porción de lentejas con una pieza de pollo sin piel grillado, con una rebanada de pan integral y un plátano. En la merienda, una taza de leche desnatada o un café solo. Y para la cena, una porción de patatas al horno con 200 gramos de merluza al horno.

Martes.
Para el desayuno, una taza de leche desnatada, un zumo de naranjas y una rebanada de pan integral con queso crema desnatado. A media mañana, una manzana. Para la cena, una porción de pasta, una hamburguesa a la plancha y un tomate con aceite de oliva, una rebanada de pan integral y una ciruela. En la merienda, una taza de leche desnatada. Para la cena, una porción de frutos de mar con pan de trigo integral.

Dieta japonesa.

Miércoles.
Desayuna una taza de leche desnatada con cereales sin azúcar y un zumo de naranja. A media mañana,toma una manzana o pera. Almuerza una sopa de vegetales con arroz, un canelón relleno de atún sin salsa, una rebanada de pan de trigo integral y una naranja. Por la tarde, un yogur desnatado. Cena una sopa de vegetales con arroz y un yogur desnatado.

Jueves.
En el desayuno, una taza de leche desnatada, un zumo de naranja y una magdalena de vainilla. A media mañana, una pera. En el almuerzo, una porción de calamares en su tinta con una porción de arroz, una rebanada de pan de trigo integral y un kiwi. En la tarde, un yogur desnatado. En la cena, una ensalada de arroz con rodaballo y un yogur desnatado.